Como establecer la guarda de los hijos en el divorcio

En este post vamos a tratar uno de los temas que son de suma relevancia, esto es como establecer la guarda de los hijos en el divorcio empezamos:

TIPOS DE GUARDA A ADOPTAR

Hay dos tipos de guarda, y la problemática surge en como establecer la guarda de los hijos en común ante el divorcio. Estas son:

  • Guarda compartida: El régimen de guarda compartida permite que los hijos convivan con ambos progenitores, estableciendo periodos alternos de convivencia con uno u otro progenitor.
  • Guarda monoparental o exclusiva: atribuida a uno de los progenitores (generalmente la madre), teniendo el otro progenitor derecho de visitas y de estancia.

¿Quien mantiene la patria potestad?

Es necesario hacer hincapié en que independientemente de qué tipo de guarda se otorgue ninguno de los progenitores perderá la potestad parental de los hijos comunes. La potestad parental es un conjunto de derechos y obligaciones amplio y de carácter irrenunciable, que implica velar por el hijo menor, proporcionarle alimentación, compañía educación y formación y desarrollo integral, tanto en el aspecto de su cuidado personal como en el ámbito patrimonial.

Por lo que todas las decisiones relativas a los hijos comunes deberán tomarse de común acuerdo entre ambos progenitores.

Como regla general, la potestad parental será compartida entre los progenitores, salvo que concurra causa por la que la autoridad judicial acuerde la privación de la misma. Para ello, debe tener lugar un incumplimiento grave y reiterado de las obligaciones paternofiliales.

Expuesto lo anterior surge la siguiente duda

¿Qué tipo de guarda solicitar?

Si bien no hay una respuesta única, porque dependerá de cada situación personal, y sobre todo atendiendo a los intereses de los hijos en común,  lo que sí se puede afirmar es que cada vez se solicita más la guarda compartida, y que los Jueces concedan en mayor medida este tipo de guarda  ya que garantiza a los padres «la posibilidad de seguir ejerciendo los derechos y obligaciones inherentes a la potestad o responsabilidad parental y de participar en igualdad de condiciones en el desarrollo y crecimiento de sus hijos, lo que parece también lo más beneficioso para ellos» (Sentencia 368/2014 del TS, 2 de julio, que recoge doctrina jurisprudencial fijada en la sentencia de 29 de abril de 2013).

CRITERIOS PARA OTORGAR LA GUARDA COMPARTIDA EN CATALUÑA

Los criterios para otorgar la guarda compartida en Cataluña están recogidos en el artículo 233-10 del Codi Civil de Cataluña:

  • La vinculación afectiva entre los hijos y cada uno de los progenitores, así como las relaciones con las demás personas que conviven en los respectivos hogares.
  • La aptitud de los progenitores para garantizar el bienestar de los hijos y la posibilidad de procurarles un entorno adecuado, de acuerdo con su edad.
  • La actitud de cada uno de los progenitores para cooperar con el otro a fin de asegurar la máxima estabilidad a los hijos, especialmente para garantizar adecuadamente las relaciones de estos con los dos progenitores.
  • El tiempo que cada uno de los progenitores había dedicado a la atención de los hijos antes de la ruptura y las tareas que efectivamente ejercía para procurarles el bienestar.
  • La opinión expresada por los hijos.
  • Los acuerdos en previsión de la ruptura o adoptados fuera de convenio antes de iniciarse el procedimiento.
  • La situación de los domicilios de los progenitores, y los horarios y actividades de los hijos y de los progenitores.

¿ Cuando no se puede atribuir la guarda a uno de los progenitores?

En interés de los hijos, no puede atribuirse la guarda al progenitor contra:

  • El que se haya dictado una sentencia firme o bien
  •  Hayan indicios fundamentados de actos de violencia familiar o machista de los que los hijos hayan sido o puedan ser víctimas directas o indirectas.

Como hemos expuesto anteriormente el Código Civil de Cataluña expone los criterio que tendrá el juez para otorgar la guarda compartida, sin embargo, lo que se tendrá siempre en cuenta y primará por encima de todo es el interés de los hijos en común. Así pues se valorará el conjunto de derechos y deberes derivados de la relación paterno filial de los menores, y sus progenitores. Especialmente los derechos y deberes derivados de las relaciones personales, tales como la prestación de alimentos en sentido amplio, el deber de respeto, la administración de patrimonio y la representación.

Para cualquier duda consulta a uno de nuestros abogados especializados en el tema!