Reclamación Cantidad por servicios prestados

En este post, pretendemos dar un poco de luz a aquellos acreedores, ya sean autónomos, empresas o particulares, sobre los procedimientos existentes  a fin de reclamación cantidad debida por sus deudores.

En este contexto, existen dos mecanismos no incompatiblesde reclamación de cantidad debida: La  via extrajudicial y la via judicial. Tal y como expondremos, si bien la primera es optativa, por lógica y afán de reducir costes, resulta necesaria agotarla.

VIA EXTRAJUDICIAL

Antes de iniciar cualquier procedimiento judicial para la reclamación de cantidad debida,  tal y como hemos expuesto es aconsejable ponerse en contacto con el deudor para intentar llegar a un acuerdo y liquidar la deuda. 

El mecanismo legal para requerir al deudor para que salde la deuda que tiene pendiente con el acreedor es el burofax,mediante el cual se le exige de forma fehaciente que procede a satisfacer el importe de la deuda que se le reclama.

Una vez se ha presentado el burofax lo recomendable es esperar el plazo de un mes para que el deudor acceda a liquidar la deuda pendiente que tiene con el acreedor.

Si la vía extrajudicial resulta infructuosa, bien porque el deudor no ha dado respuesta al burofax, bien por no disponer  de liquidez suficiente para hacer frente a la deuda,  para recuperar la cantidad impagada será necesario acudir a la vía judicial. 

VIA JUDICIAL

Cuando los intentos amistosos para cobrar la deuda han fracasado la única solución viable es la presentación de una demanda ante los tribunales en reclamación de la cantidad debida.

En este contexto existe el llamado Procedimiento Monitorio. Siendo el mismo una de las vías más rápidas y sencillas para reclamar una deuda de cualquier importe. Este procedimiento está pensado básicamente para las transacciones comerciales (servicios prestados y no cobrados) que puedan acreditarse documentalmente.

A) Características del procedimiento monitorio

  • Para presentar el escrito de petición inicial de procedimiento monitorio no es necesario la asistencia de abogado y procurador.
  • Tramitación procesal de escasa complejidad.
  • Tramitación rápida sin mucha dilación en el tiempo, lo que permite cobrar la deuda en un lapso de tiempo corto.
  • Cualquier cuantía.

B) Fases del procedimiento monitorio

Las fases del procedimiento monitorio son las que siguen:

  • Interposición del escrito inicial del procedimiento monitorio.
  • Una vez admitida la demanda, el Secretario Judicial dicta un Decreto en virtud del cual se requiere al deudor para que en un plazo de 20 días pague o alegue lo que a su derecho convenga sobre la deuda reclamada.

Requerido al deudor se pueden dar distintas situaciones:

  • Que el deudor abone el importe de la deuda reclamada, momento en que se archivará el procedimiento, por cuanto se habrá dado cumplimiento a lo requerido.
  • Que el deudor no abone el importe de la deuda en el plazo de 20 días, ni conteste al requerimiento efectuado por el Juzgado.

En cuyo caso se dará por terminado el procedimiento monitorio, y el acreedor podrá iniciar el procedimiento de ejecución por el importe reclamado.

  • Que el deudor se oponga a la demanda interpuesta por el acreedor, personándose en el procedimiento y manifestando por escrito los motivos por los que no debe el importe de la deuda (total o parcial).

En este último supuesto el asunto se resolverá definitivamente en el juicio que corresponda, esto es:

Procedimiento verbal: si la cantidad a reclamar es inferior o igual a 6.000.-€.

Procedimiento Ordinario: si la cantidad a reclamar es superior a 6.000.-€.

C) Requisitos para poder reclamar una deuda mediante el procedimiento monitorio.

Para poder reclamar el pago de la deuda por el procedimiento monitorio es necesario que la deuda reúna los siguientes requisitos:

  • Que la misma sea dineraria.
  • Sea líquida y determinada, esto, es, que la misma esté concretada en una suma de dinero.
  • Que esté vencida, esto es, aquella cuyo plazo de pago haya expirado.
  • Por último que sea exigible, esto es, aquella que no dependa de contraprestación ni esté sujeta a condición alguna.

D) Acreditación de la deuda

La deuda deberá acreditarse a través de cualquiera de los siguientes documentos:

  • Mediante documentos en donde aparezca la firmada del deudor
  •  Mediante facturasalbaranes de entregacertificacionestelegramastelefax o cualesquiera otros documentos que, sean de los que habitualmente documentan los créditos y deudas en relaciones de la clase que aparezca existente entre acreedor y deudor.
  • Cuando, junto al documento en que conste la deuda, se aporten documentos comerciales que acrediten una relación anterior duradera.
  • Cuando la deuda se acredite mediante certificaciones de impago de cantidades debidas en concepto de gastos comunes de Comunidades de propietarios de inmuebles urbanos.

Es importante poner de manifiesto que antes de iniciar el procedimiento monitorio de reclamación de cantidad, es muy recomendable enviar un burofax al deudor para poner en su conocimiento la situación de morosidad en la que se encuentra, y a ser posible poder llegar a un acuerdo beneficioso para ambas partes.